domingo, 14 de marzo de 2010

Por donde empezar??


Tenía ganas de escribir. Mas que nada tenía ganas de sumar una nota que inmediatamente quedara por encima de la nota que escribí anoche; y no es que esa nota me averguenze, por el contrario, me parece una justa reflexión; pero quería escribir una nota nueva como la correcta forma de empezar de nuevo, aunque eso no vaya a suceder.
Yo entiendo muy bien que no es fácil empezar de cero, y que al hacerlo es imposible que no vuelva a toparme con el pensamiento, logrando que ella vuelva a aparecer y llene de angustia otro de mis días, por el solo hecho de que se niega a hablarme, y porque estoy lejos sin poder hacer mucho mas para lograr cambiar lo triste de mi presente.
Pero ahora estoy pensando como puedo hacer para escribir una nota que adorne el blog, que marque un buen recomienzo en mi vida y que a la vez me proponga continuar de una manera mas feliz, que es lo que realmente quiero; porque no es que me encuentre triste, pero haber terminado así con ella no es una agradable noticia, para nada.
Podría hablar de lo tranquilo que fue mi día, almorzando lo que sobró de ayer, escribiéndome con mis amigos, y pensando en esos momentos un hilo conductor que me permita escribir una buena nota para mi blog.
También podría escribir que escuche un recital en vivo de Miguel Mateos, y que fue de mi agrado poder oír lo bien que interactúa con el publico, incluso sobre los arreglos que hizo sobre sus ya clásicos temas.
O bien puedo hacer mención a la dificultosa pero buena actuación del Rojo de Avellaneda en cancha de Argentinos Juniors contra Chacarita, al lograr ganarle sufridamente por 1 a 0 con gol de Eduardo Tuzzio. No fue una gran victoria, pero nos permitio conservar la punta del torneo, lo cual fue una linda alegría para el fin de semana, que me permitio equilibrar el mal momento que me provocó haber terminado de esa forma con ella.
Bien, hablar de Independiente me hizo sentir un poco mejor, creo que es un buen paliativo para momentos como este. Al menos mientras al equipo le vaya bien.
No faltara la mujer que digas que una de las tantas formas que tenemos los hombres para olvidarlas es clavandonos con un partido de fútbol. No sé si sea la mejor forma de defenderme tener el que admitirlo, incluso en una situación como esta me dolería un poco estar afirmando tal teoría (que incluso se lo puede tratar como una ley, es que han pasado tantos años sin que podamos refutarlo), pero al menos hoy puedo decir que me hizo bien; porque no sabía que hacer en ese momento, porque no había mucho para hacer. Alguna vez sufrí porque pensaba que no podía ver un partido de fútbol estando peleado con ella.
Pero en fin, me siento mejor, mas relajado; la duda existencial sobre si ella aún me quiere y me valora es algo que no logro sacarme de encima, pero en esos casos prefiero esperar; ver que va a pasar. Actuar tan rápido a veces tiene peores consecuencias que las que ya le acontecieron a uno.
Ahora. Volviendo al tema principalmente planteado, ¿sobre que escribir?; es evidente que de tanto pensarlo, terminé de escribir la nota, y una vez mas fue en base a ella, aunque esta vez logré incluir un poco de mi entorno; algo que por cierto no había logrado hacer antes.
Así se hace una nota improvisada desde ya, desde el vamos.
Ojalá algunas cosas fueran tan fáciles de resolver, como el dilema principal que en su momento se planteo esta nota.
Hasta luego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada